gei_sub_cancer_mama_2_v2

Entender qué me pasa. El informe de anatomía patológica

Cuando una persona es diagnosticada de cáncer de mama, el equipo médico le hace entrega de un informe que recoge toda la información de relevancia sobre los resultados del examen del tejido tumoral extraído para su análisis en el laboratorio, que recibe el nombre de informe de anatomía patológica. La información contenida en él es muy relevante a la hora de decidir junto a los profesionales de la atención en oncología cuál es la mejor estrategia de tratamiento a seguir para cada paciente.

El informe de anatomía patológica en cáncer de mama consta de las siguientes secciones:

  • Muestra. Esta sección describe el lugar del que proceden las muestras del tejido examinado. Este tejido puede extraerse del pecho, los ganglios linfáticos de la axila o ambos. Si los médicos sospechan que el cáncer puede haberse diseminado a otras partes del organismo más allá de la mama y los ganglios, las muestras del tejido pueden provenir de otras partes del cuerpo (por ejemplo, el hígado).
  • Historia clínica. Contiene una breve descripción sobre los antecedentes del paciente y sobre cómo fue detectada la alteración en la mama. La historia clínica describe asimismo qué tipo de biopsia o cirugía se realizó para obtener la muestra del tejido.
  • Diagnóstico clínico. Esta sección detalla el diagnóstico esperado por los profesionales previamente al análisis del tejido tumoral.
  • Descripción general. Se trata de una descripción del tejido extraído: tamaño, peso, color.
  • Descripción microscópica. Esta sección incluye información sobre el tipo de células que forman parte del tejido extraído, examinadas bajo el microscopio: su relación con el tejido circundante normal, el tamaño del cáncer.
  • Pruebas o marcadores especiales. Esta parte del informe se centra en el resultado del estudio de ciertas proteínas y/o genes presentes en las células estudiadas y en su velocidad de crecimiento.
  • Resumen del diagnóstico o diagnóstico final. Contiene una breve descripción de los hallazgos más relevantes obtenidos tras el estudio del tejido.

 

¿Qué preguntas responde mi informe?

El cáncer de mama tiene muchas características diferentes en cada tipo de tumor que son de gran ayuda para poder determinar el tipo de tratamiento óptimo para cada paciente. El informe de anatomía patológica contiene información de relevancia para ayudar a comprender el diagnóstico, y en él deben responderse las siguientes preguntas:

¿Se trata de una lesión cancerosa?

El tejido mamario puede desarrollar ciertas lesiones que en ocasiones son cancerosas. De forma general, el cáncer de mama comienza en las células de los lobulillos (las glándulas que producen la leche) o los conductos galactóforos (que transportan la leche de los lobulillos al pezón).

¿Es un cáncer no invasivo o invasivo/ infiltrante?

Es importante saber si el cáncer se ha extendido fuera del lugar de la mama donde se originó, que teniendo en cuenta los tipos de tumores más frecuentes, serán de forma general los conductos o lobulillos de la mama.

Se denominan tumores no invasivos a aquellos que permanecen en los conductos o lobulillos sin extenderse a los tejidos normales dentro o fuera de la mama. Este tipo de tumores pueden recibir el nombre de carcinoma “in situ” (en el mismo lugar) o precánceres.

El tumor de mama es invasivo o infiltrante si se ha extendido a los tejidos sanos circundantes. La mayoría de los casos de cáncer de mama diagnosticados son invasivos.

Generalmente, el cáncer de mama se clasifica en una de las siguientes categorías: CDIS (carcinoma ductal in situ), CLIS (carcinoma lobulillar in situ), CDI (carcinoma ductal iniltrante) y CLI (carcinoma lobulillar infiltrante). Consulta la sección “Tipos de tumores” para conocer más sobre la clasificación morfológica del cáncer de mama.

¿Qué tipo de células forman el tejido tumoral? El grado de diferenciación celular

Los cánceres invasivos o infiltrantes se clasifican en tres grados histológicos diferentes dependiendo de determinadas características de las células tumorales y de cómo de diferentes son en relación a las células normales o sanas de la mama.  El grado del tumor de mama está relacionado con su capacidad y velocidad de crecimiento.

Los cánceres invasivos (o infiltrantes) se clasifican en tres grados, dependiendo de determinadas características de las células tumorales que se relacionan con su capacidad de crecimiento. Es lo que se conoce como grado histológico: grado 1 o bien diferenciado (con baja capacidad de crecimiento), grado 2 o moderadamente diferenciado (con moderada capacidad de crecimiento) y grado 3 o poco diferenciado (con alta capacidad de crecimiento). Para conocer más sobre los tipos de tumor de mama según su grado histológico, consulta esta sección de nuestra web.

¿Cómo de grande es el tumor?

El tamaño del tumor se mide en centímetros y es una de las características que se utilizan para conocer el estadio y tipo de tratamiento de la enfermedad. Este factor tiene en cuenta únicamente su crecimiento dentro de la mama, por lo que es importante tomarlo en contexto con el resto de características tumorales. Por ejemplo, un cáncer de pequeño tamaño puede crecer muy rápido mientras que otro más grande puede hacerlo más lento.

¿Hay células cancerosas en los vasos linfáticos o sanguíneos?

En la mama hay una red de vasos sanguíneos y canales linfáticos que conectan el tejido mamario con otras partes del cuerpo. A través de estos canales las células reciben los nutrientes y se eliminan sus residuos. Existe un mayor riesgo de recaída de la enfermedad cuando se encuentran células tumorales en el interior de estos vasos o canales.

En estos casos, el equipo médico puede recomendar herramientas terapéuticas dirigidas a la disminución de este riesgo mayo, como el tratamiento hormonal. Más información sobre los diferentes tratamientos y sus indicaciones en esta sección.

*Hay que tener en cuenta que esta invasión linfática o vascular por parte de las células cancerosas no es lo mismo que la afectación de los ganglios linfáticos.

Índice de proliferación tumoral

Esta información indica qué porcentaje de células cancerosas se encuentran dividiéndose y creciendo para formar nuevas células cancerosas. Un porcentaje elevado suele sugerir que se trata de un tumor de mama de crecimiento más rápido y, por lo tanto, potencialmente más agresivo.

Una de las pruebas más utilizadas para medir este índice emplea el marcador tumoral Ki-67, una proteína presente en las células que aumenta cuando éstas se están dividiendo. Así, cuanto mayor sea el índice de esta proteína, más rápido están dividiéndose las células. Para determinar el índice de proliferación tumoral, el equipo de oncología puede emplear otras pruebas o tests más allá de Ki-67.

Tras la cirugía, ¿se ha extirpado el tumor en su totalidad?

Al realizar la cirugía, además del tumor, los cirujanos eliminan una parte de tejido normal que lo rodea para tener mayor seguridad de que el tumor ha sido extirpado en su totalidad. Este tejido se conoce como margen quirúrgico o margen de resección. Así, se analizan los márgenes de todo el tejido que ha sido extraído con la cirugía (pieza quirúrgica) para identificar la presencia de células tumorales, lo que puede condicionar la necesidad de llevar a cabo una nueva cirugía u otro tipo de tratamiento (por ejemplo, radioterapia). Según la presencia o no de células tumorales podemos distinguir los siguientes tipos de márgenes:

  • Margen negativo: no hay células tumorales, por lo que no es necesaria una nueva intervención quirúrgica.
  • Margen positivo: hay células tumorales en el borde del tejido, por lo que habitualmente se lleva a cabo otra cirugía.

¿Existe afectación de los ganglios linfáticos? Si es así, ¿cuántos ganglios están afectados?

La afectación por parte de las células cancerosas de los ganglios linfáticos de la axila indica un mayor riesgo de que el cáncer se traslade a otras partes del cuerpo más allá de la mama y forme metástasis. Estos ganglios se consideran la primera localización que alcanzan las células tumorales al salir de la mama. Se dice que los ganglios son  negativos si no hay en elos células cancerosas, y positivos cuando sí las hay.

Un gran número de ganglios axilares afectados puede indicar un cáncer de mama de mayor agresividad.

*La biopsia del ganglio centinela (es decir, el primer ganglio linfático que alcanzan las células cancerosas antes de extenderse a otras partes del cuerpo), permite evitar extracciones innecesarias de otros ganglios y por lo tanto sus posibles complicaciones o secuelas. Más información sobre las biopsias empleadas en el diagnóstico del cáncer de mama.

¿Se trata de un tumor hormonodependiente? Presencia de receptores hormonales

Algunos tipos de cáncer de mama tienen receptores de estrógenos y/o de progesterona, hormonas presentes en la sangre que en este caso resultan necesarias para el crecimiento del tumor. Si un tumor es hormonodependiente, seguramente responderá mejor a determinados tipos de terapia que incluyan un tratamiento específico que bloquee los receptores de hormonas (terapia hormonal). Más sobre receptores hormonales y su tratamiento.

¿Se trata de un tumor HER2 positivo?

Alrededor de un 25% de los cánceres de mama sobreexpresan la proteína HER2, que en circunstancias normales está encargada de controlar el crecimiento, división y reparación de las células. La prueba para conocer el estado de HER2 de un tumor se emplea para determinar la cantidad de esta proteína que se encuentra en el mismo. Cuando la proteína está sobreexpresada, el tumor se denomina HER2 positivo. Los procedimientos que habitualmente se utilizan para conocer el estatus de HER2 en un cáncer de mama son el test de inmunohistoquímica (IHC) y de hibridación in situ (ISH), ya que en ocasiones un solo test puede no ser concluyente.

En esta sección encontrarás más información sobre los  tumores HER2 positivos y su tratamiento.

 

*Plataformas moleculares o índices de expresión génica

En ocasiones en las que el tumor de mama tiene receptores hormonales positivos y se encuentra en un estadio temprano, el equipo médico puede indicar un test de plataformas genéticas para cuantificar la expresión de diferentes genes. Estas plataformas pueden ayudar a predecir el riesgo de recaídas y beneficio de la quimoterapia adyuvante. En la actualidad existen varias plataformas comercializadas, como MammaPrint, Oncotpe DX o Mammostat.

 

*El informe de anatomía patológica no incluye información sobre el estado de los genes BRCA1 y BRCA2 o de otros involucrados en el desarrollo del cáncer de mama y cáncer de ovario hereditarios. Para conocer más sobre el cáncer de mama hereditario, puedes visitar este enlace.

X