gei_sub_cancer_mama

Síntomas del cáncer de mama

El cáncer de mama se produce cuando algunas células mamarias comienzan a crecer de forma anormal y se dividen más rápidamente que las células sanas, acumulándose y formando de esta forma un bulto o una masa. Este tipo de cáncer comienza a menudo en las células de los conductos galactóforos (que producen leche), denominándose en este caso carcinoma de conducto invasivo, pero también puede comenzar en el tejido glandular llamado lobulillos, denominándose carcinoma lobulillar invasivo, o incluso en otras células o tejidos de la mama. Las células cancerosas pueden extenderse a otras partes del cuerpo formando metástasis a distancia.

Muchas mujeres con cáncer de mama no presentan signos o síntomas en el momento del diagnóstico. Sin embargo, otras pacientes pueden observar cambios en una o ambas mamas. Hay que tener en cuenta que estos cambios pueden estar relacionados con otras enfermedades o afecciones médicas distintas al cáncer, por lo que es imprescindible que sea un profesional el que haga las pruebas necesarias para llegar a un diagnóstico adecuado.

Los síntomas más frecuentes en el diagnóstico del cáncer de mama y que deben analizarse con el médico incluyen:

  • Un bulto o nódulo de reciente aparición, que se palpa como una zona engrosada en la mama y que puede ser o no doloroso al palparlo.
  • Cambios en la piel de la mama como la aparición de ulceraciones, retracción de la piel (hoyuelos), cambios de color, rugosidades o enrojecimiento (piel de naranja).
  • Cambios en la forma o el tamaño de alguna de las mamas o que el borde o silueta de la mama sea irregular.
  • Cambios en el pezón como su inversión o retracción (el pezón se dirige hacia dentro de la mama, apareciendo como hundido), la aparición de una úlcera que tarda en cicatrizar o de secreción a través del pezón que contiene sangre o solamente se produce en una de las mamas.
  • Un bulto o nódulo que se palpa en la zona de la axila.
  • Fijación del tejido de la mama en el tórax que puede apreciarse por una disminución en la movilidad de la mama al levantar el brazo del mismo lado.
  • En fases más avanzadas de la enfermedad, otros síntomas como el cansancio o el dolor óseo localizado pueden indicar la presencia de metástasis en otros órganos distantes a la mama.

X