gei_sub_cancer_mama_3

Hábitos de vida saludables

Hoy en día sabemos que algunos hábitos poco saludables favorecen la aparición de enfermedades, entre ellas el cáncer.

En los apartados anteriores hemos hablado de la dieta y el ejercicio físico, dos aspectos fundamentales que deben estar presentes en nuestros hábitos con el fin de llevar una vida feliz y que sea lo más saludable posible, y así ayudar a nuestro organismo a prevenir las enfermedades.

Los hábitos que debemos intentar incluir en nuestra vida son:

  • Ejercicio físico. Una actividad física moderada realizada de forma diaria es muy importante para nuestro bienestar físico y mental.
  • Alimentación sana. Una dieta variada y equilibrada, con consumo abundante de frutas y verduras, así como de legumbres, frutos secos y cereales integrales. Consumir grasas no saturadas, evitando el resto de grasas saturadas, de origen animal o industrial. La cantidad de azúcar y sal en nuestra dieta debe estar limitada a un máximo del 5% de nuestro aporte calórico diario.
  • Agua y bebida. Cerca del 70% de nuestro organismo está compuesto de agua. Cuanto mejor sea la calidad del agua que contiene nuestro organismo, mejor será nuestra salud. Debemos beber al menos 2 litros de agua al día, pudiendo ser sustituida una pequeña parte por otro tipo de bebidas como pueden ser los zumos naturales, las infusiones, etc.
  • Controlar el peso. Muy relacionado con los dos aspectos anteriores (el ejercicio físico y la alimentación sana), ya que inciden en el mismo. Debemos controlar nuestro peso, evitar la obesidad, ya que es el origen de numerosas enfermedades y uno de los factores que puede estar relacionado con la aparición de un cáncer.
  • El tabaco ¡fuera! Está científicamente demostrada la existencia de una relación directa entre diversos tipos de cáncer y el hábito de fumar. Perjudicamos nuestra salud y la de los que están a nuestro lado.
  • Alcohol. El consumo de alcohol incide de forma notable en el desarrollo de distintos tipos de cáncer y aporta una gran cantidad de calorías. Un consumo moderado de alcohol (un vaso de vino o una caña de cerveza al día) no resulta perjudicial.
  • Dormir. El descanso del cuerpo es fundamental para tener unos hábitos de vida saludables. Es recomendable dormir diariamente al menos 8 horas. Es aconsejable establecer una rutina de horarios para dormir.
  • Estado psicológico. Nuestro estado mental y las relaciones afectivas y sexuales inciden de manera notable en nuestra buena salud. Cultivar nuestras amistades, disfrutar de la vida, reír, compartir nuestro tiempo con amigos o una pareja, en definitiva, intentar ser feliz, nos hace más resistentes a padecer enfermedades y tener una vida saludable y plena.

Referencias:

  • Revista Geisalus, sección Una vida más sana. “Hábitos saludables (I)”Octubre 2006.
  • Revista Geisalus, sección Una vida más sana. “Hábitos saludables (II)”Marzo 2007.
  • Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), https://www.aecc.es
  • Organización Mundial de la Salud (OMS), http://www.who.int/
  • Grupo Español de Pacientes con Cáncer (GEPAC), http://www.gepac.es/